Imagen cuba

Ballet Español de Cuba cierra temporada de estreno coreográfico

Pin It
Valorar
0 of 5 - 0 votes
Thank you for rating this article.

Ballet Español de Cuba cierra temporada de estreno coreográfico

Fuente: Prensa Latina

El Ballet Español de Cuba (BEC), dirigido por Eduardo Veitía, cerró este domingo una temporada en la cual sobresalió el estreno de una coreografía sobre una célebre pieza del compositor francés Jules Massenet.

La bailarina y coreógrafa Leslie Ung se inspiró en la suite de danzas de El Cid, que forma parte de la ópera homónima del músico, para entretejer múltiples elementos tradicionales de la cultura ibérica.

Esta versión de la obra consta de siete movimientos: Castellana, Andaluza, Aragonesa, Alborada, Catalana, Madrileña y Navarra, el último muy enfocado en mostrar todo, con el mayor virtuosismo posible, al estilo de una gran coda de ballet.

Según la creadora, la pieza no intenta ofrecer un paseo por el folclore de cada región, como parece sugerir el título de cada movimiento, sino que fue concebida como una suerte de estilización en la que se combinan armónicamente la escuela bolera y el flamenco, con pinceladas de cada región.

El público puede apreciar el empleo de los atributos característicos como castañuelas, abanicos, capas y mantones, que se alternan con las zapatillas boleras y los zapatos de tacón.

Resulta loable el esfuerzo de Ung, la única bailarina con más de una década de carrera dentro del conjunto y su notable voluntad de exhibir virtuosismo y de coreografiar piezas para el joven e inestable elenco del BEC.

La compañía, pese a tener 31 años de fundada, no consigue en la actualidad mantener un elenco estable y se resiente por la escasez de artistas profesionales, la inclusión de estudiantes en los espectáculos, sin apropiado nivel técnico y un evidente desconocimiento de los matices del folclore ibérico.

Por estos motivos, fallan en más de una ocasión la sincronía de los cuerpos de baile y la fluidez, el intento de mostrar maneras distintas de moverse -que no es solo demostrable con el simple cambio de utensilios-, así como el efectismo de algunas secuencias coreográficas.

Los danzantes a veces parecen bailar en cámara lenta y ni trabajando a ritmo disminuido consiguen acoplarse, además precisan un mayor estudio de la técnica de castañuelas, ese genial instrumento de percusión con siglos de antigüedad.

El programa titulado La magia de los estilos regala variados títulos que buscan mostrar diferentes perfiles y maneras de bailar, y tendrá su última presentación esta tarde en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

La función comienza con Sonata y fandango, una linda pieza que puso en manos Veitía, en 1992, el segundo premio del primer Certamen de Coreografía de Danza Española, de Madrid.

Este maestro y director tiene ahora el gran reto de mantener, con muy pocos recursos, una compañía que tuvo un público y bailarines memorables.

La juventud no es defecto, pues las estrellas del pasado no eran personas mayores, solo debe dársele al artista -profesional o en ciernes- las herramientas apropiadas, enseñanza y entrenamiento de rigor, como ha hecho la escuela cubana de ballet para poder renovar sus talentos cada año.

Super User

Redes sociales  

Facebook

Youtube