Imagen cuba

Carnaval de La Habana 2017: Acervo cultural de la nación

Pin It
Valorar
0 of 5 - 0 votes
Thank you for rating this article.

Carnaval de La Habana 2017: Acervo cultural de la nación

Por Elaine Caballero

Fuente: Trabajadores

En la noche de ayer culminó una de las tradiciones más antiguas de la capital: el Carnaval de La Habana. En esta ocasión el público pudo disfrutar de 14 carrozas y 18 comparsas, entre las que sobresalieron La Jardinera, El Alacrán, Las Bolleras, la perteneciente a la Federación Estudiantil Universitaria, además de Los Guaracheros de Regla y Los Caballeros del Ritmo.

Cierto es que existen disímiles aspectos a mejorar en cuanto a concepción y formas de realizar un espectáculo. Generaciones anteriores confirman, con la siguiente frase, su deterioro: “Si hubieras visto los de mi tiempo”. La buena noticia es que hay talento y ganas de hacer —lo más importante y lo fundamental para el cambio—. Sin embargo, a pesar de los desaciertos, sobre todo de la imperiosa necesidad de rediseñar los festejos populares, teniendo en cuenta la cada vez menos lucidez de estos, no se puede negar la presencia, durante los días de celebración, de un aire distinto en tiempos de carnaval. Al ritmo de rumbas, serpentinas, congas y pegajosos estribillos se funden rostros diferentes, alegrías comunes…

Este acervo de espiritualidades, cuyo espectro cultural comprende varias manifestaciones artísticas, ha dejado su huella en la literatura y las artes plásticas. Figuras como Emilio Roig de Leuchsenring, Fernando Ortiz, Manuel Márquez Sterling, Enrique Coll y otros intelectuales recrearon escenas del carnaval durante el primer cuarto del siglo XX. Significativas también fueron las creaciones de los pintores Eduardo Abela, Alberto Peña y Fidelio Ponce, quienes, desde el lienzo o el dibujo, representaron uno de los pilares identitarios de nuestra nación.

En sus inicios constituyó un grito de libertad, de arraigo, en un país que buscaba reafirmar su idiosincrasia a través de los tambores, el baile y la música. Es apreciable en los jolgorios la remembranza de mitos y leyendas, las cuales año tras año resurgen en el mítico malecón habanero.

Super User

Redes sociales  

Facebook

Youtube