Imagen cuba

Cultura y bloqueo: la historia torcida se sigue escribiendo

Pin It
Valorar
0 of 5 - 0 votes
Thank you for rating this article.

Cultura y bloqueo: la historia torcida se sigue escribiendo

La extraterritorialidad del bloqueo económico, comercial y financiero que desde hace más de medio siglo el gobierno norteamericano le impone al pueblo de Cuba afecta no solo la economía del país sino también múltiples sectores como la cultura cubana, al incidir directamente en afectaciones no solo financieras, sino que impiden una mayor difusión de nuestros activos artísticos, así como la presencia de nuestros valores y protagonistas en suelo estadounidense.
Algunos ejemplos así lo ilustran, solo en el período de abril de 2015 a marzo de este año, la afectación ha ascendido a cerca de 30 millones de dólares. En tal sentido, sobran las muestras de cómo esta política impide la promoción, difusión y comercialización de los artistas nacionales y deprime a valores ínfimos los precios de venta.
Tal es el caso de las barreras de acceso al mercado de la industria discográfica norteamericana, tanto en la venta de soportes físicos (CD/DVD) como en el creciente comercio digital. Según los datos del informe presentado por este Ministerio, la casa discográfica Bis Music de Artex, durante las presentaciones de los músicos de su catálogo en los EE.UU. pudo haber ejecutado, de forma asociada, la venta de miles de CD, tal y como reflejan las tendencias actuales para la comercialización de la música a nivel mundial, y calcula una afectación de más de 100 000 USD por la imposibilidad de vender sus producciones de manera directa.
La EGREM se ha visto imposibilitada de realizar contratos para la presentación de artistas de su catálogo en Estados Unidos, tales como las agrupaciones de Buena Fe, Eliades Ochoa y Waldo Mendoza, entre otras. Por esta razón la empresa estima una afectación de medio millón de dólares.
Por su parte, la enseñanza artística, una de las áreas más laceradas por el bloqueo, ha visto limitada la adquisición de insumos y materiales necesarios para el estudio de diferentes disciplinas, así figuran los instrumentos para música, los óleos, acrílicos y pinceles para las artes plásticas; también las zapatillas y vestuarios de los estudiantes de ballet y danza: “instrumentos y materiales que pudieran ser adquiridos en el mercado norteamericano a mejores precios, mayor calidad y con menores costos de transportación, si no tuviéramos las restricciones del bloqueo”, expone el informe.
Las afectaciones del bloqueo en este período también se han patentizado en las presentaciones en vivo de los artistas cubanos, la comercialización discográfica y los ingresos por derechos de autor, principalmente. El hecho de que los músicos cubanos se vean obligados a presentarse en territorio norteamericano solo con carácter de intercambios culturales -sin que medien contratos comerciales- impide que las empresas cubanas obtengan beneficios económicos, como es lógico para cualquier otra entidad del mundo.
A pesar del acercamiento entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, y muy al contrario de lo que se pretende hacer creer por los medios de comunicación hegemónicos, el bloqueo no ha cesado, ni ha disminuido, pues con respecto al año anterior el crecimiento de la afectación al sector de la cultura es de 5 millones de dólares.

Super User

Redes sociales  

Facebook

Youtube