Imagen cuba

La danza cubana en 2017 ganó en espectacularidad y estrenos

Pin It
Valorar
0 of 5 - 0 votes
Thank you for rating this article.

La danza cubana en 2017 ganó en espectacularidad y estrenos

Por Martha Sánchez

Fuente: Prensa Latina

El panorama danzario en Cuba quedó marcado en 2017 por la espectacularidad de las puestas en escena y varios estrenos de las principales agrupaciones del país.

La compañía madre de la danza contemporánea en la isla interpretó tres nuevas obras que le permitieron mostrar la solidez y la capacidad de renovarse del conjunto de 58 años de trabajo.

De la creadora escocesa Fleur Darkin, estrenó Equinolux, concebida especialmente para el colectivo, mientras del cubano Julio Cesar Iglesias interpretó Coil, y de su coterráneo George Céspedes, R=V (El criterio del camello), todas con estéticas y visiones diferentes de la coreografía contemporánea.

Con su habilidad para apabullar cual ejército de artistas, DCC en 2017 presentó 18 espectáculo en Reino Unido, con una fabulosa acogida de los públicos y medios de prensa europeos, y participó en el Festival Internacional Dance Inversion de Moscú, en Rusia.

Luego de bailar en el Teatro Stanivslaski, la compañía actuó en el City Center de Nueva York, en Estados Unidos, invitada a otro festival danzario, y continuó viaje a México para volver a mostrar, en el Auditorio Nacional, su apabullante versión de Carmina Burana, coreografía de Céspedes.

Para cerrar con broche de oro el año en la Patria, DCC pudo organizar al fin el estreno completo de esta superproducción en su país y a los pocos días se alzó con el Premio Villanueva Especial de la Crítica, que cada año reconoce los mejores espectáculos nacionales y extranjeros presentados en la isla.

Otro de lauros del Premio Villanueva de este año exaltó la más reciente obra de la coreógrafa y directora cubana Rosario Cárdenas, quien concibió para su compañía -Danza Combinatoria- el poema danzario Afrodita, Âíoh espejo!, inspirado en el paralelismo entre deidades de Cuba y Chipre.

A su vez, los miembros de la Sección de Crítica e Investigación Teatral de la Asociación de Artistas Escénicos de la Uneac (Unión de Escritores y Artistas de Cuba) otorgó un galardón a Twelve, divertimento del español Jorge Crecis que interpretó Acosta Danza, con la requerida fusión de elementos deportivos y matemáticos. La compañía dirigida por Carlos Acosta realizó una gira por escenarios de Reino Unido, Austria, Alemania y Turquía, e incorporó a su repertorio Belles Lettres, un éxito del creador estadounidense Justin Peck, coreógrafo residente del New York City Ballet.

Además, Acosta convocó al español Goyo Montero a trabajar con el conjunto y este construyó en La Habana su Imponderable, pieza que empleó música de Owen Belton a partir de la obra poética y musical del cantautor cubano Silvio Rodríguez.

Mientras, el Ballet de Camagüey (BC) aprovechó el arribo a medio siglo de vida para convertir el festejo en una oportunidad de reafirmación como uno de los conjuntos artísticos de excelencia en Cuba.

Para la celebración, la compañía dirigida hace 20 años por la maître Regina Balaguer invitó a una de las joyas del ballet cubano, Aurora Bosch, a iluminar con su sabiduría y elegancia clases, ensayos y otras actividades.

Las funciones por el aniversario 50 de la creación del BC mostraron, del 2 al 8 de diciembre pasado, en el Teatro Principal, la valía del conjunto en los clásicos y su apertura a múltiples estilos coreográficos.

El BC asumió este año una versión contemporánea de Carmen, montada por el coreógrafo alemán Peter Breuer, director del Ballet de Salzburgo en Austria, y actualmente se prepara para presentarla en Europa, en las primeras semanas de 2018.

Por su parte, el BNC llevó su arte a Italia, España, Francia, Costa Rica y El Salvador, cosechó 10 galardones nacionales y 11 premios internacionales.

Varios de sus bailarines actuaron, en calidad de estrellas invitadas, en reconocidos escenarios del mundo de países como Rusia, Estados Unidos, Chile, México, España, Costa Rica, República Dominicana y Perú.

En tanto, Lizt Alfonso Dance Cuba estrenó exitosamente en 2017 un nuevo espectáculo, Latido, sobre música compuesta por uno de los principales exponentes del jazz latino a nivel mundial, el saxofonista local César López.

La compañía dirigida por la maestra y coreógrafa Lizt Alfonso participó en el Festival Internacional de Ballet de Bodrum, en Turquía.

Vale recordar que el coreógrafo cubano Manolo Micler recibió en esta capital el Premio Nacional de Danza 2017 en reconocimiento a sus aportes a la enseñanza y práctica de los bailes folclóricos en el país caribeño.

Micler es autor de más de 40 coreografías, fundador de la Facultad de Arte Danzario de la universidad, maestro invitado de diferentes centros académicos de América Latina y dirige el Conjunto Folclórico Nacional, formación que celebró 55 años de creada hace unos meses.

El espectro danzario en este país caribeño en 2017 se ensanchó, en aras de la diversidad, vista como riqueza artística.

Super User

Redes sociales  

Facebook

Youtube