Programa de desarrollo de la música

Imprimir
Programa Nacional de Desarrollo de la Música
Visto: 2044
Valorar
0 of 5 - 0 votes
Thank you for rating this article.

Instituto Cubano de la Música

Calle 15 No.452 esquina a F, Vedado, Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba CP. 10 400

Tel. (53-7) 832 3503 – 06

www.dcubamusica.cult.cu

El Instituto Cubano de la Música fue creado el 11 de marzo de 1989, mediante la Resolución No. 33 del Ministro de Cultura. El propio 11 de marzo regula mediante la Resolución 36 el sistema de atención a los músicos el que quedó conformado por tres instituciones nacionales: Centro Nacional de la Música Popular, Centro Nacional de la Música de Concierto y Filarmónica Nacional; además de 16 centros provinciales de la música y 1 municipal en la Isla de la Juventud. Cuenta con un Consejo Asesor integrado por personalidades de las diferentes géneros y estilos de la música cubana y está presidido por la Maestra Digna Guerra, Premio Nacional de Música.

Actualmente se le subordinan las siguientes instituciones:

Estas instituciones gozan de autonomía para su funcionamiento dentro del marco de su competencia, responden a la política trazada por el Instituto y rinden cuenta de su gestión ante el Presidente del Instituto, a quien se subordinan.

Como parte de la política que diera respuesta a la misión encomendada a esta institución, el Ministerio de Cultura en su Consejo de Dirección aprobó sus proyecciones estratégicas hasta el 2030, las cuales quedaron estructuradas en Estrategias Generales y 10 programas de desarrollo dirigidos a garantizar la vitalidad de nuestra cultura musical y su desarrollo equilibrado en todas las regiones del país, como parte del fortalecimiento de nuestra identidad cultural.

Uno de los programas que más resultados ha obtenido durante estos años ha sido el PROGRAMA DE RESCATE, PLASMACIÓN Y DIFUSIÓN DEL PATRIMONIO MUSICAL CUBANO, que dirige el Musicólogo y Premio Nacional de Música Jesús Gómez Cairo desde el Museo Nacional de la Música.

Este programa se inicia en el año 2004 y tiene como objetivo fundamental salvar y rescatar obras maestras del patrimonio musical material e inmaterial de la cultura cubana; preservarlas aplicando los principios técnicos y científicos de la conservación y restauración para su exposición pública y propiciar su conocimiento; plasmarlas en ediciones de fonogramas, partituras, libros y otros medios audiovisuales para su difusión y socialización.

Patrimonio Musical:

Lo constituyen las obras musicales paradigmáticas de las diversas culturas de todos los tiempos, los géneros musicales identitarios y estilos que ellas conforman, el pensamiento musical de sus creadores-recreadores emblemáticos y sus historias.

Son también los bienes músico-culturales, materiales y espirituales, cuyo usufructo, sea por creación o por apropiación, identifican a una comunidad, nación o región, en su devenir histórico y en su proyección social.

Sus exponentes se constituyen en tesoros artísticos y culturales que adquieren un alto valor y gran significación en cualquiera de las esferas de creación de la música: sea la folclórica, la popular profesional y la llamada culta o académica.

De ese modo, patrimonio musical pueden ser obras musicales, artistas que son tesoros humanos vivos, instrumentos musicales de alto valor técnico o histórico, partituras manuscritas y algunas ediciones de grandes composiciones, documentos originales que atestigüen la historia de la música, grabaciones musicales de alta significación y hasta ciertos tipos de reproductores de esas grabaciones, por su valor tecnológico e histórico.

El concepto de patrimonio musical incluye tanto al patrimonio histórico pasado como al patrimonio histórico presente.

Principales resultados: