Imagen cuba

De La Habana a Santiago de Cuba: inundados de jazz

Pin It
Valorar
0 of 5 - 0 votes
Thank you for rating this article.

De La Habana a Santiago de Cuba: inundados de jazz

Por Taissé Del Valle Valdés

Cuando Cuba recibe otro frente frío de la actual temporada invernal, también recibe a virtuosísimos músicos de casi todo el orbe en la edición 33 del Jazz Plaza. Este magnánimo evento que va desde La Habana hasta Santiago, dos de sus capitales culturales más importantes, y que pretende ser una vitrina del latin jazz para el mundo.

La Habana y Santiago son entonces las locaciones exactas para situar desde el 16 y hasta el próximo 21 de enero el fraternal encuentro entre jazzistas, sobre todo entre músicos estadounidenses y cubanos, quienes extienden un puente musical exento de bloqueos culturales u otra índole.

El programa del también conocido como Jazz Plaza, idea original de Bobby Carcassés, aúna los esfuerzos del Comité Organizador, que se ha propuesto una cita jazzística de primerísima línea donde se conjugan las clases magistrales, los conciertos y las conferencias. Oportunidad real para saber más del jazz contemporáneo, un regalo musical para aliviar el alma.

Durante el Jazz Plaza, el periódico Cubarte será partícipe de las jornadas en la Sala Tanganana del Hotel Nacional de Cuba, un sitio que siempre abre sus puertas ante grandes eventos internacionales. No se nos escaparán los talentosos Víctor Goines, de Estados Unidos, Ruy López Nussa, Cucurucho y Chucho Valdés, y muchos otros que se darán cita aquí entre la apretada agenda que exige el festival.

Con Víctor Goines, versátil saxofonista y clarinetista, hablamos el primer día, uno de nuestros agudos periodistas le preguntó por qué regresaba justamente a este festival y Víctor lo dijo sin filtro: “Regreso por los amigos y porque quiero ser mejor cada día para el pueblo cubano”. El músico estadounidense será el encargado de la conferencia magistral del coloquio “Leonado Acosta in memoriam”, que se realizará en la Fábrica de Arte: “Aún no sé cómo terminaré, pero sí hablaré desde mi experiencia sobre los músicos, que tienen la cualidad de ser multiinstrumentistas, sobre todo aquellos que tocan los instrumentos de viento-madera”.

También en la primera conferencia Cucurucho Valdés recibió su segundo fonograma Con los pies en mi tierra, del sello Egrem, y manifestó la alegría de poder tenerlo, era un hecho palpable este homenaje a la música de su abuelo Bebo Valdés y tantos otros músicos que lo inspiran cada día.

Ya en la segunda jornada no perdimos de vista al pianista, compositor y arreglista Iván Melón Lewis, un pinareño residente en Madrid desde 1998 que se destacó como pianista de Isaac Delgado y más recientemente trabajó para la cantante española Concha Buika. Al Jazz Plaza, Lewis trae una mezcla de sus dos últimos discos: Travesía y Ayer y hoy. El músico destacó también la buena salud que tiene el festival, cuya muestra más fehaciente es la fuerte presencia internacional.

Por otro lado, Alejandro Falcón propone un concierto con los temas del disco Mi monte espiritual, firmado con Producciones Colibrí, que, al decir del periodista Joaquín Borges Triana, mezcla la academia y la música popular y reafirma que solo hay dos tipos de música: la mala y la buena.

Al término de la jornada, Haila María Mompié presentó a los músicos del grupo Ocho y Más, radicado en Nueva York, quienes manifestaron que tocar en Cuba era un orgullo, y que aunque la política divide, la música une. Ocho y Más es un talentoso grupo que lleva diez años en la escena musical. Están por lanzar su tercera producción, en la que invitan a Haila y Alain Pérez, de Cuba, José Alberto El Canario, de República Dominicana, y a Tito Nieves y Danny Rivera, de Puerto Rico, entre otros. Así, con esta declaración de unidad musical, terminaba la mañana, inundada como siempre de jazz.

Super User

Redes sociales  

Facebook

Youtube